¡AÑO NUEVO!

  • +Opinión
  • Opinión
  • 03 de Enero de 2017
¡AÑO NUEVO!

El futuro se hace presente y el año 2017 ha llegado. El nuevo año nos brinda posibilidades inimaginables para abrirnos al aprendizaje y ser más creativos y felices.

Muchas personas dicen que qué diferencia hay entre un año y el siguiente cuando parece que todo sucede de la misma manera: tenemos que despertarnos, trabajar, hacer las tareas de la casa, comer, pasear... y lo que cada cual suela hacer en su vida rutinaria. ¿Qué nos ocurre de un año para otro cuando la diferencia la marcan el paso de unas cuantas horas? ¿Acaso el reloj es capaz de cambiarnos la vida?

 

La verdad es que aunque todo sigue aparentemente igual hacer unos sencillos ejercicios nos puede cambiar la vida, por supuesto y como todos aspiramos, a mejor. ¿A qué me refiero? No, no estoy hablando de ejercicio físico aunque a nuestras vidas sedentarias no les viene nunca mal, a lo que apunto es a algunas tareas que no puede hacer nadie por nosotros, y que nos aportan bienestar.

 

La propuesta es que al final o al inicio de cada año, solo o en familia, pongas en práctica las siguientes sugerencias que te hacemos.

 

-AGRADECE. Construye tu propio bote del agradecimiento. Prepara un bote vacío para rellenar a lo largo del año. Cada vez que tengas un motivo que agradecer apúntalo en un trozo de papel y mételo en el bote. Al final del año lo abrirás y recordarás los nombres de personas y situaciones, pudiendo reconocer así todo lo bueno que viviste.

 

-PERDONA. Haz silencio y piensa en aquellas personas a las que deseas pedir perdón. También en aquellas que te deben una disculpa. Imagina el momento del reencuentro de perdón con cada una de ellas. Después, cuando sea el momento, llámalas por teléfono o exprésales de alguna manera tus sentimientos.

 

-RÍE. Busca momentos y personas con las que compartir unas risas. Será la mejor terapia para combatir la enfermedad de la preocupación.

 

-REGALA. Es el momento ideal para revisar los armarios, cajones cerrados y trasteros. Ábrelos y regala todas aquellas cosas que acumulas y no utilizas. Piensa cuánto tiempo llevas sin usar eso por mucho que te encante. Después pregúntate a qué persona le puede hacer falta y dáselo. La harás feliz y tu vida será más ligera.

 

-HAZ SILENCIO y mira tu propia vida desde afuera intentando no juzgarte, hazlo como un espectador. ¿Qué cosas borrarías? ¿Qué cosas dejarías tal y como están? ¿Qué cosas desearías que ocurrieran? Después lee el siguiente mensaje:

 

¡VEN SERENIDAD! PARA ACEPTAR LAS COSAS QUE NO PUEDO CAMBIAR.

 

¡VEN VALOR! PARA CAMBIAR AQUELLAS COSAS QUE SÍ PUEDO CAMBIAR.

 

¡VEN SABIDURÍA! PARA SABER RECONOCER LA DIFERENCIA ENTRE LO QUE PUEDO CAMBIAR Y LO QUE NO.



La redacción de www.colegiosgrancanaria.com les desea a todas las personas que nos siguen un FELIZ AÑO 2017.

Otros artículos de este autor

Comentar

Comentarios (0)