La Vuelta al Cole en 8 días

  • +Opinión
  • Opinión
  • 13 de Septiembre de 2016
La Vuelta al Cole en 8 días

El escritor francés Julio Verne fue capaz de idear la novela de aventuras “La vuelta al mundo en 80 días”, y nosotros somos capaces de ponernos en marcha en 8 días ¡toda una aventura!

Termina el mes de Agosto y a la vuelta de la esquina está el comienzo de curso. Este año lo iniciamos, como muchos de ustedes saben, el pasado jueves día 8 de septiembre. A quienes les toca de cerca con sus hijas/os, sobrinas/os o nietas/os,… se pasa del tiempo libre y las vacaciones a las rutinas y el horario escolar en un pispás.

La infinidad de detalles y preparativos que supone el  inicio de curso no se saben bien hasta que no se tiene la experiencia. El uniforme, los libros, la mochila, el desayuno, el horario, y un largo eccétera, son el desvelo de muchas familias que reajustan su ritmo veraniego al escolar a lo largo de estos primeros días. Para quienes se dedican a la tarea docente y organizativa de los colegios ni que decir tiene que estas fechas son inolvidables, y al día parece que le faltan horas: reuniones de organización, preparación de las aulas, tiempo de coordinación y programación, y un sinfín de tareas imprescindibles para que todo funcione bien desde el principio.

Si pudiéramos ver por un agujerito lo que cada persona hace para que un colegio funcione y se ponga en marcha cada año y cada día, estoy segura de que nos quedaríamos asombrados. Son muchas las tareas que hay, muchas las personas que participan, muchos los detalles… algunos no se ven pero todos son esenciales para que un colegio responda a su objetivo: educar.

El novelista Julio Verne imaginó una historia de ficción y, como casi siempre ocurre, la realidad superó a la ficción y aquello que parecía una locura impensable hoy no solo es posible sino bastante superable, gracias a los adelantos tecnológicos que facilitan los viajes y la comunicación.

Madres, Padres y Educadores todos estamos en el mismo barco, la vuelta al cole llegó. Esta aventura necesita de voluntad para saber lo que queremos, trabajo mutuo y colaboración para afrontar las dificultades propias del camino, comprensión y lucidez para que las equivocaciones se conviertan en nuevos lugares donde aprender y conocer. Al igual que los personajes de Julio Verne todos estamos siendo protagonistas de esta aventura de enseñar y de aprender. ¡Ojalá que también nosotros lleguemos a buen puerto en esta travesía del 2016/2017! Con el siguiente poema de Gabriel Celaya les deseamos a todos un buen comienzo de curso.

 

Educar es lo mismo

que poner un motor a una barca…

Hay que medir, pensar, equilibrar…

y poner todo en marcha.

 

Pero para eso,

uno tiene que llevar en el alma

un poco de marino…

un poco de pirata…

un poco de poeta…

y un kilo y medio de paciencia concentrada.

 

Pero es consolador soñar,

mientras uno trabaja,

que ese barco, ese niño,

irá muy lejos por el agua.

 

Soñar que ese navío

llevará nuestra carga de palabras

hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

 

Soñar que, cuando un día

esté durmiendo nuestra propia barca,

en barcos nuevos seguirá

nuestra bandera enarbolada.

Otros artículos de este autor

Comentar

Comentarios (0)